desayuno

El desayuno o mejor conocido como la comida más importante del día tiene la variedad de ser dulce o saludo. Todas las mañanas despertamos con una idea en la mente: ¿Qué voy a desayunar? Puede parecer una pregunta sencilla, hasta que no podemos elegir que comer. La variedad de opciones se resume en el dilema de desayuno dulce o salado. A veces despertamos con ganas de  comer hot cakes o unos chilaquiles. Aunque nunca descartamos la posibilidad de algo mixto.

Realmente esta decisión es personal y depende mucho de tu ánimo por la mañana. A continuación, nosotros te contamos algunas de las opciones qué puedes tomar para comenzar tu día.

Desayunos dulces

Si nos ponemos científicos te podemos decir que un desayuno dulce te dará la energía suficiente para comenzar al 100%. Esto gracias al azúcar que generalmente tienen este grupo de alimentos. El único “problema” es qué si eliges este desayuno puedes comenzar a tener hambre más rápido, por lo que tendrías que recurrir a una colación, tal vez alguna fruta o yogurth.

Ahora si te dejamos una lista con algunas de las opciones si tu eres fan de lo dulce:

Hot cakes

Son fáciles de preparar y los que puedes acompañar con tu topping favorito: leche condensada, chocolate, cajeta o mermelada.

Cereal

Una opción super rápida es recurrir al cereal de caja que prefieras. Aquí hay que tener cuidado con los azúcares añadidos de cada cereal.

Bowl de frutas

Puedes elegir las frutas de temporada y acompañarlo de yogurth y algunas semillas o frutos secos, la granola es un buen acompañante.

French toast

Pan de caja, huevo, leche, canela y vainilla son todo lo que necesitas para preparar este desayuno, el cual puede ser el perfecto acompañante de tu café.

Hotcakes con fruta
Hot cakes con fruta

Desayunos salados

En el caso del desayuno salado los expertos mencionan que aporta una energía duradera. La razón es que tu cuerpo no te pedirá azúcar constantemente. El contra de este tipo de desayunos podría recaer en que vivimos en México. Y podrás pensar ¿eso en qué afecta? Sencillo: muchos de los patillos son acompañados de chile. Así que si eres una persona que tiene problemas de gastritis te recomendamos alejarte del picante en la mañana.

Aquí están nuestras opciones de desayunos salados. ¡No olvides nuestra advertencia del picante!

Chilaquiles

Un clásico de la gastronomía mexicana y muy solicitado por las mañanas son los chilaquiles. Generalmente acompañados de pollo, pero puedes agregar la proteína que prefieras. Una ventaja es que puedes decidir que tan picantes los quieres.

Avocado toast

Un desayuno muy de Instagram en estos días es el avocado toast. Básicamente es un pan tostado untado con aguacate, acompañado de queso o alguna otra verdura como jitomates o chile.

Quesadillas

Este desayuno puede parecer simple, pero en realidad lo puedes personalizar a tus gustos. Comenzando por la tortilla, de maíz o de harina, siguiendo por el tipo de queso que puede ser desde quesillo hasta manchego. También puedes optar por convertirla en sincronizada agregándole jamón. No está de más recordarte que puedes acompañarla con chilitos en vinagre.

Huevos

Esta opción bien podríamos nombrarla el rey de os desayunos. Revueltos, estrellados, divorciados, a la mexicana o en omelette son un gran acierto para empezar el día con el pie derecho.

desayuno
Quesadillas con tortilla de harina

Si eres de los que les gusta mezclar dulce y salado puedes optar por hot cakes y por un lado un huevo revuelto. Tal vez mientras lees esto la hora del desayuno ya pasó y quieras conocer más sobre platillos de la comida mexicana.  Cuéntanos cuál es tu desayuno favorito si no esta entre nuestras opciones, también dinos di prefieres desayuno dulce o salado.